Inicio Histórico de Noticias Plan de Formación Cursos de Formación Retiros
2016
Caridad Biblioteca y Documentos Oraciones y Meditaciones Curiosidades Conferencia Episcopal Ecumenismo Año de la Fe
Vidas de Fe Enlaces Contactar
Quienes somos
Donde estamos Privacidad

Adviento es un tiempo de esperanza
DELEGACIÓN DIOCESANA PASTORAL SOCIAL. COMISIÓN JUSTICIA Y PAZ
29/11/2015

“Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio. Nuestras mano estrechen sus manos, y acerquémoslos a nosotros para que sientan el calor de nuestra presencia, de nuestra mistad y de la fraternidad. Que su grito se vuelva el nuestro y juntos podamos romper la barrera de la indiferencia que suele reinar campante para esconder la hipocresía y el egoísmo.”(Misericordiae Vultus, 15)

“Queridos hermanos: Llevad a la práctica la Palabra, y no os limitéis a escucharla, engañándoos a vosotros mismos. Pues el que escucha la Palabra, y no la pone en práctica, se parece a aquel que se miraba en el espejo; y apenas se miraba, daba media vuelta y se olvidaba de cómo era. Pero el que se concentra en el estudio de la Ley perfecta (la que hace libre) y es constante no como oyente olvidadizo, sino para ponerla por obra, este encontrará la felicidad en practicarla. (Carta de Santiago. 1, 22-25)

“Jesús habla muchas veces de la importancia de la fe, más bien que de la observancia de la ley. Misericordia quiero y no sacrificios. El reclamo a observar la ley no puede obstaculizar la atención a las necesidades que tocan la dignidad de las personas”

Ya no vendrá como un niño desvalido y solo, acompañado de José y María, será como dice San Lucas: “Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas y en la tierra angustia de las gentes. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo....verán al Hijo del Hombre venir en una nube, con gran poder y majestad” (Lucas, 21).


Refugiados sirios llegan a la isla griega de Lesbos (3 de septiembre de 2015, Reuters)

El papa FRANCISCO nos invita a “responder con misericordia ante estos dramas” de los emigrantes y refugiados como una realidad que nos interpela “ante el riego evidente de que este fenómeno caiga en el olvido”. Igualmente invita a reflexionar sobre “las obras de misericordia físicas y espirituales, entre las que se encuentra también la de acoger a los extranjeros”.

PROPUESTAS DE ACCIÓN:

a) Recoger a alguien en nuestras casas a través de Cáritas.
b) Abonar entre varios el importe de un alquiler a una familia o varias.
c) Crear un grupo para aportar al mes una cantidad determinada en función a la disponibilidad para pagar alquileres a inmigrantes necesitados o irregulares.
d) Enviar aportaciones periódicas a alguna institución de confianza o religiosa en orden a poder ayudar a cubrir necesidades básicas de desplazados con motivo de la hambruna o las guerras.
c) Intentar crear un centro de acogida, junto a otras instituciones, Cáritas, Sevilla Acoge, Centros Parroquiales, Instituciones Religiosas, etc. para posibilitar la acogida a personas que se encuentran desprotegidas.
d) Crear conciencia de solidaridad, a través de nuestras hojas, para buscar soluciones a la tragedia que en estos momentos sufren hermanos nuestros.
e) Cartas a los pastores de la Iglesia para que cuenten con nuestro compromiso de ayuda procurando, entre todos, buscar soluciones dentro de la Iglesia de Cristo por similitud a la situación en la que María y José se vieron en su viaje y en un nacimiento, no encontrando quien los acogiera.

REALIDADES

En Sevilla, la Fundación Cardenal Spínola de lucha contra el paro ha apoyado, desde su creación, a 298 pequeñas empresas, lo que ha supuesto la creación de 455 nuevos puestos de trabajo. A esto se añaden las seis señoras empleadas de hogar que, como solución de emergencia, han encontrado trabajo en hogares, gracias al esfuerzo económico de personas que sufragan sus sueldos y Seguridad Social a través de la Rueda Solidaria.

Este trabajo de solidaridad lo lleva adelante un grupo de unas treinta personas que consagran parte de su tiempo al servicio de los desempleados.

“En el atardecer de nuestras vidas, seremos juzgados por el amor”.

La salvación vino a nosotros a través del “Sí” de una humilde muchacha de un pequeño pueblo perdido en la periferia de un gran imperio. El Salvador nació en un pesebre, entre animales, como lo hacían los hijos de los más pobres... (Evangelii Gaudium 197)

Un año más, nuestra Delegación ofrece unas sugerencias de contenido social para este tiempo litúrgico.

“PREPARAD EL CAMINO DEL SEÑOR, ENDEREZAD SUS SENDAS”

Dios escoge a los humildes, como a Juan, que se fue al desierto para dedicar su vida a la oración y a la penitencia con el fin de prepararse para hacer patente la venida del Mesías. Su predicación está basada en su vivencia.

La conversión implica renuncia a uno mismo, a nuestra mirada interesada, a la ambición. Juan, pide que preparemos el camino para que Jesús entre en nuestras vidas.

UNA MISIÓN

En la segunda lectura de este domingo, San Pablo nos dice: “quien inició en vosotros la buena obra, la irá consumando hasta el día de Cristo Jesús” y nos pide “que vuestro amor siga creciendo cada vez más en conocimiento perfecto y todo discernimiento, llenos de los frutos de justicia que vienen por Jesucristo...” Esto es un trabajo para toda la vida: llegar al conocimiento de Cristo y a través de nosotros dejarle amar. Como decía San Pablo: “y no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí” (Gálatas 2,20).

PISTAS DE ACTUACIÓN

El mundo, la sociedad actual, nos enseña a menospreciar y abandonar a los demás. Pero no pensamos que el mundo seguirá igual si no somos solidarios, si no luchamos por la justicia, si entendemos lo que el mundo: sálvese el que pueda. Ningún problema será resuelto si no hay vínculos, lazos de hermandad y comunidad.

  • ¿Nos hemos comprometido con la misión que Dios nos encomendó a cada uno de nosotros por medio de su Palabra?

  • ¿Hemos anunciado a Cristo con nuestras palabras, acciones y vida?

  • ¿Qué compromiso de justicia y misericordia voy a asumir este Adviento?

LA LIMOSNA Y ¿ALGO MÁS?

Recientemente se ha concedido el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales a Esther Duflo. Su obra más conocida es “Repensar la pobreza”. El libro viene a ser una crítica de los métodos tradicionales de ayuda a los necesitados y
sobre todo a los colectivos. No parece que rindan todo lo que
podrían rendir.

Su iniciativa viene a ser que en las ayudas a los necesitados, para que éstas sean efectivas, se debe contar con su “potencial humano” en cada caso.

Benedicto XVI nos dice: “Los programas de desarrollo, para poder adaptarse a las situaciones concretas deben ser flexibles y las personas que se beneficien de ellos, deben implicarse directamente en su planificación y convertirse en protagonistas de su realización”. “También es necesario aplicar los criterios de progresión y acompañamiento” (La Caridad en la Verdad, no 47)

San Gregorio Magno en el siglo VII enseñaba: “Quizá no tenga pan con que socorrer al necesitado; pero quien tiene lengua dispone de un bien mayor que puede distribuir...Por tanto, hermanos, no neguéis al próximo la limosna de vuestra palabra”.

DIOS NOS HABLA

“.......vístete para siempre el esplendor de la gloria que viene de Dios” “.......con la misericordia y la justicia que vienen de Él” (Baruc 5, 1-9)

Lo maravilloso de la fe en Dios es que cada uno de nosotros tiene la posibilidad de contactar personalmente con Dios.

Y Dios insiste permanentemente en contactar con cada uno de nosotros a través de la naturaleza, de las personas con las que tratamos, de los hechos de nuestra vida....etc. Durante todo el día estamos recibiendo los ecos de Dios.

Como dice el Salmo: “Bendeciré al Señor que me aconseja. ¡Hasta de noche me instruye mi conciencia!” Estas pistas pueden hacer que nuestro camino de Adviento: “allanad los senderos, elévense los valles, desciendan los montes y colinas, que lo torcido se enderece...nos ayuden a superar la obligada y necesaria limosna y ofrecer a los excluidos, además, otros horizontes más adecuados a su naturaleza humana, pues “somos imagen y semejanza de Dios” (Génesis 1, 26)

COMPROMISO
El Evangelio nos describe el momento histórico con sus gobernantes, como si

fueran ellos, los que tienen el poder, para dirigir el curso de la historia. Sin embargo, es a Juan a quien se dirige la palabra de Dios. Es Juan el que descubre a Cristo ante el pueblo; es Juan el que predica y predicará contra la opresión y la injusticia. Se referirá a los poderosos, a los recaudadores de impuestos, a los violentos (soldados): los caminos tortuosos de corrupción y engaño deben ser enderezados.

Este es el profeta, aquel que impulsa un cambio; aquel que denuncia las deformaciones del sistema, aquel que denuncia al tirano y se atreve a decirle “¡No te es lícito!” No obstante ello, anuncia a todos “la salvación por el perdón de los pecados”.

“La opción preferencial por los pobres debe traducirse principalmente en una atención religiosa privilegiada y prioritaria”. (Evangelii Gaudium, 200)

 

 

 

Web Patrocinada por

CARTAS DEL SEÑOR CARDENAL

NUEVO TESTAMENTO DE LA IGLESIA CATÓLICA

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA

EL VATICANO EN YOU TUBE

H2O News

LECTURAS DEL DÍA

MARÍA DE NAZARETH

SANTORAL CATÓLICO

MAGENIFICAT.TV - TELEVISIÓN CATÓLICA EN INTERNET

 

Inicio| Formación Permanente | Cursos de Formación| Formación Litúrgica | Retiros | Instituto de la Juventud| Acción Social | Noticias y Convocatorias | Documentos | Oraciones y Meditaciones | Enlaces | Quienes Somos | Contactar | Donde Estamos | Fundación Persan | Privacidad
Resolución mínima 1024x768 - (c) HH. y CC. - Todos los derechos reservados MERCURIO ESTUDIOS