Inicio Histórico de Noticias Plan de Formación Cursos de Formación Retiros
2016
Caridad Biblioteca y Documentos Oraciones y Meditaciones Curiosidades Conferencia Episcopal Ecumenismo Año de la Fe
Vidas de Fe Enlaces Contactar
Quienes somos
Donde estamos Privacidad Escuela

INDICE | RECURSOS PARA EL AÑO DE LA FE

Año de la Fe
Las Vacaciones de Dios
Por el Delegado Episcopal para el Año de la Fe en la archidiócesis de Sevilla , Rvdo. Sr. D. Adrián Sanabria Mejido, Pbro.
24 de junio de 2013

Llegó el verano y ... ¡ qué calor hace !... Con el verano todo cambia. Llegan las vacaciones de los niños y jóvenes, los horarios se trastornan, los días son más largos, las noches más cortas,… todo cambia… incluso algunos tienen la dicha de pasar algunos días fuera, en la playa, en la montaña, o haciendo algún viaje….

El verano es tiempo de buscar algún descanso, de tomar vacaciones, aunque no se tomen, aunque todo siga el habitual ritmo del día a día. Y paradójicamente , cuando llega el verano, la vivencia de la fe se viene abajo en la práctica de muchos cristianos, son muchos los que descuidan la participación eucarística, otros muchos desatienden la oración del día a día, … Bien es verdad que las parroquias disminuyen muchísimo sus actividades, pero no podemos tomar vacaciones en la vivencia de nuestra fe, ¿ acaso Dios toma vacaciones?, ¿ acaso Dios reduce su horario de atención y presencia por descanso ?, ¿ acaso Dios disminuye su atención y lo reduce a un horario más limitado?,... No, Dios no toma vacaciones, Dios siempre está, siempre.

Podríamos decir que el descenso en la práctica religiosa durante el verano sería un síntoma de una fe vivida superficialmente, porque el hombre que se ha encontrado con Jesucristo ya no vive más para sí. Por lo tanto, en invierno y en verano, en el trabajo y en las vacaciones, en la salud y en la enfermedad, con calor o con frío, su vida sólo encuentra sentido en la íntima relación con Dios.

Permitidme ofreceros algunos consejos para vivir con plenitud nuestra fe en verano, son consejos sencillos, pero estoy convencido que a todos nos podrán venir bien.

1.- Vive tu nombre y condición de cristiano.

No te avergüences en verano de ser cristiano. Falsearías tu identidad. Estés donde estés intenta tener muy claro quién eres y lo que eres, hijo de Dios. Si eres jóven y está leyendo estas líneas aún estás a tiempo de inscribirte a la JMJ , si no vas a Río puedes ir al Rocío en el próximo mes de Julio, allí celebrarás la fe, la compartirás.

2.- Vive el domingo.

En vacaciones, el domingo sigue siendo el día del Señor y Dios no se va de vacaciones. Acude a la Eucaristía dominical. Tienes además más tiempo libre.

3.- Vive la familia

Dialoga, juega, goza con ellos sin prisas. Reza en familia. Asiste al templo también con ellos. Intenta visitar a esos familiares que durante el resto del año ves menos. La familia es la célula vital de la sociedad, apuesta por ella.

4.- Vive la vida

La vida es el gran don de Dios. No hagas peligrar tu propia vida y evita riesgos a la vida de los demás. La vida es bella, saboréala, vívela con sencillez y con respeto. Apuesta por la vida y por la cultura de la vida.

5.- Vive la amistad

Desde la escucha, la confianza, la ayuda, el diálogo, el enriquecimiento y el respecto a la dignidad sagrada de las demás personas. Visita a los amigos, queda con ellos.

6.- Vive la justicia

No esperes que todo te lo den hecho. Otros trabajan para que tú tengas vacaciones. Ellos también tienen sus derechos. Respétales y respeta sus bienes.


7.- Vive la verdad

Evita la hipocresía, la mentira, la crítica, la presunción engañosa e interesada o la vanagloria.

8.- Vive la limpieza de corazón

Supera la codicia, el egoísmo y el hedonismo. Vacación no equivale a permisividad.

9.- Vive la solidaridad

No lo quieras todo para ti. Piensa en quienes no tienen vacaciones, porque ni siquiera tienen el pan de cada día. La caridad tampoco toma vacaciones.

10.- Reza un pocos más, busca silencio.

Ten la experiencia de callar y si puedes, da un paseo por la playa, por la sierra, o por algún parque cercano a tu casa, pero hazlo en silencio. En el silencio habla Dios, en el silencio se escucha a Dios. En el silencio se aprende a vivir.


No lo olvides, Dios no se toma vacaciones en su búsqueda de amor al hombre. Las vacaciones pueden ser tiempo excepcional para salir a su encuentro. Y es que en verano, seguimos siendo cristianos. Es más, tenemos una magnífica oportunidad de serlo y de demostrarlo.

Lo olvidaba: Dios no toma vacaciones, el demonio , el maligno, el tentador, como queráis llamarlo, tampoco. No dejéis que el mal tome parte en vuestra vida.


No tengáis miedo, un abrazo.

Adrián Sanabria Mejido
Delegado Episcopal para el Año de la Fe en la archidiócesis de Sevilla

Recursos y Documentos para el Año de la Fe

Como celebrarlo

INDICACIONES PARA EL AÑO DE LA FE

Documentos

COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

NOTA CON INDICACIONES PASTORALES PARA EL AÑO DE LA FE

INSTRUMENTUM LABORIS
LA NUEVA EVANGELIZACIÓN PARA LA TRANSMISIÓN DE LA FE CRISTIANA

CREO EN DIOS PADRE - FORMACION CONSEJO GENERAL DE HH. Y CC. DE ARCHIDIÓCESIS DE SEVILLA

Benedicto XVI y el Año de la Fe

CARTA APOSTÓLICA PORTA FIDEI, BENEDICTO XVI

INTRODUCCIÓN AL CRISTIANISMO

Recursos

INDICE GENERAL

Web Patrocinada por

CARTAS DEL SEÑOR CARDENAL

NUEVO TESTAMENTO DE LA IGLESIA CATÓLICA

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA

EL VATICANO EN YOU TUBE

H2O News

LECTURAS DEL DÍA

MARÍA DE NAZARETH

SANTORAL CATÓLICO

MAGENIFICAT.TV - TELEVISIÓN CATÓLICA EN INTERNET

 

Inicio| Formación Permanente | Cursos de Formación| Formación Litúrgica | Retiros | Instituto de la Juventud| Acción Social | Noticias y Convocatorias | Documentos | Oraciones y Meditaciones | Enlaces | Quienes Somos | Contactar | Donde Estamos | Fundación Persan | Privacidad
Resolución mínima 1024x768 - (c) HH. y CC. - Todos los derechos reservados MERCURIO ESTUDIOS