Inicio Histórico de Noticias Plan de Formación Cursos de Formación Retiros
2016
Caridad Biblioteca y Documentos Oraciones y Meditaciones Curiosidades Conferencia Episcopal Ecumenismo Año de la Fe
Vidas de Fe Enlaces Contactar
Quienes somos
Donde estamos Privacidad Escuela

INDICE | RECURSOS PARA EL AÑO DE LA FE

Año de la Fe
Audiencia General Benedicto XVI, Vaticano 17 Octubre 2012
Oración del Credo

Ante miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro esta mañana, el Papa Benedicto XVI presentó la oración del Credo como clave para la conversión personal y como antídoto ante el relativismo y el subjetivismo.

· En la síntesis de la catequesis en español, el Santo Padre dijo que en este Año de la Fe que acaba de empezar, "hoy comienzo una serie de catequesis que busca profundizar el tema de la fe para renovar la alegría de creer en Jesucristo y caminar tras sus huellas. La Iglesia nos guía en este propósito por medio de la Palabra, los sacramentos y una caridad activa".

· Creer, continuó, "no es el encuentro con una idea o un programa, sino con una Persona, que vive y nos transforma al revelarnos nuestra verdadera identidad. Creer no es algo extraño y lejano a nuestra vida, algo accesorio; al contrario, la fe en el Dios del amor, que se ha encarnado y ha muerto en la cruz por nuestra salvación, nos presenta de forma clara que sólo en el amor encuentra el hombre su plenitud".

· Benedicto XVI advirtió que "en cambio, todo lo que es contrario a ese amor lo destruye. Así, Dios ha querido revelarse y mostrarnos su designio haciéndonos capaces de reconocerle presente en la historia, con su Palabra y su obra".

· "La Iglesia se hace portadora de este anuncio que contiene la regla de la fe, a la que debemos mantenernos fieles. En el Credo está lo esencial de esa fe, no sólo desde un punto de vista intelectual, sino, sobre todo, vivencial, pues sobre esa base debemos fundar nuestra conducta, la vida moral, ya que la fe exige nuestra conversión, por encima de todo relativismo y subjetivismo", precisó.

· En su catequesis en italiano y tras recordar que el Año de la Fe celebra el 50 aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II, el Papa dijo que "con la fe cambia realmente todo en nosotros y para nosotros, y se revela claramente nuestro destino futuro, la verdad de nuestra vocación en la historia, el sentido de la vida, la alegría de ser peregrinos hacia la Patria celestial".

· Benedicto XVI dijo que la intención de sus catequesis sobre la fe, que ha iniciado hoy, busca "recorrer un camino para fortalecer o volver a encontrar la alegría de la fe, comprendiendo que no es algo ajeno, desconectado de la vida concreta, sino que es el alma de la misma".

· "Hoy en día, es necesario reiterarlo con claridad. Al tiempo que las transformaciones culturales que se están realizando, muestran a menudo tantas formas de barbarie, que pasan bajo el signo de ‘conquistas de la civilización’: la fe afirma que existe verdadera humanidad sólo en los lugares, en los gestos, en los tiempos y en las formas en que el hombre está animado por el amor que viene de Dios, se expresa como don y se manifiesta en relaciones llenas de amor, de compasión, de atención y de servicio desinteresado a los demás".

· El Pontífice resaltó luego "la maravilla de la fe: Dios, en su amor, crea en nosotros –a través de la obra del Espíritu Santo– las condiciones adecuadas para que podamos reconocer su Palabra. Dios mismo, en su voluntad de manifestarse, de ponerse en contacto con nosotros, de hacerse presente en nuestra historia, nos hace capaces de escucharlo y de acogerlo".

· La Iglesia, continuó el Papa, se ha convertido en la "portadora de una nueva y sólida esperanza: Jesús de Nazaret, crucificado y resucitado, salvador del mundo, que está sentado a la diestra del Padre, y es el juez de los vivos y los de muertos. Éste es el kerigma, el anuncio central e impetuoso de la fe".

· Sobre la importancia del Credo o Símbolo de la Fe, el Papa dijo que es necesario actualmente que "se conozca, se comprenda y se rece mejor. Sobre todo, es importante que el Credo sea, por decirlo así ‘reconocido’".

· "En efecto, conocer podría ser una acción sólo intelectual, mientras que ‘reconocer’ quiere decir la necesidad de descubrir la profunda conexión que hay entre las verdades que profesamos en el Credo y nuestra vida cotidiana, para que estas verdades sean real y efectivamente –como siempre fueron– luz para los pasos de nuestra vida, agua que riega nuestro camino árido y sediento, vida que vence algunos desiertos de la vida contemporánea. En el Credo se injerta la vida moral del cristiano, que en él encuentra su fundamento y su justificación".

· Luego de resaltar que "no fue una casualidad que el Beato Juan Pablo II quisiera que el Catecismo de la Iglesia Católica, norma segura para la enseñanza de la fe y fuente certera para una catequesis renovada, se fundara en el Credo", el Papa se refirió a una serie de desafíos urgentes de la sociedad actual.

· "Hoy en día vivimos en una sociedad profundamente cambiada, incluso en comparación con el pasado reciente y en constante movimiento. Los procesos de secularización y de una mentalidad nihilista en la que todo es relativo, han marcado fuertemente la mentalidad común".

· De este modo, prosiguió, "la vida es vivida con frecuencia a la ligera, sin ideales claros y esperanzas sólidas, en el marco de lazos sociales y familiares ‘líquidos’ y provisionales.

· En particular, no se educa a las generaciones más jóvenes a la búsqueda de la verdad y el sentido profundo de la existencia, que supera lo contingente, a la estabilidad de los afectos, a la confianza".

· "Por el contrario, el relativismo lleva a no tener puntos fijos, la sospecha y lo voluble causan rupturas en las relaciones humanas, al tiempo que la vida se vive en experimentos que duran poco, sin asumirse responsabilidad alguna".

· El Papa alertó que todo esto afecta a los creyentes y ocasiona que "a menudo, el cristiano ni siquiera conoce el núcleo central de su fe católica, del Credo, y de este modo deja espacio a un cierto sincretismo y relativismo religioso, sin claridad sobre las verdades en las cuales creer y sobre la singularidad salvífica del cristianismo".

· "No está tan lejos hoy el riesgo de construirse, por así decirlo, una religión ‘hecha por sí mismos’. En cambio, debemos volver a Dios, al Dios de Jesucristo, debemos redescubrir el mensaje del Evangelio, hacerlo entrar con mayor profundidad en nuestras conciencias y nuestra vida de cada día", alertó.

· El Papa destacó además que "conocer a Dios, encontrarlo, profundizar los rasgos de su rostro pone en juego nuestra vida, porque Él entra en los dinamismos profundos del ser humano".

· "Que el camino que cumpliremos este año –concluyó– pueda hacernos crecer a todos en la fe y en el amor de Cristo, para que podamos aprender a vivir –en las opciones y acciones diarias– la vida buena y bella del Evangelio".

Recursos y Documentos para el Año de la Fe

Como celebrarlo

INDICACIONES PARA EL AÑO DE LA FE

Documentos

COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

NOTA CON INDICACIONES PASTORALES PARA EL AÑO DE LA FE

INSTRUMENTUM LABORIS
LA NUEVA EVANGELIZACIÓN PARA LA TRANSMISIÓN DE LA FE CRISTIANA

CREO EN DIOS PADRE - FORMACION CONSEJO GENERAL DE HH. Y CC. DE ARCHIDIÓCESIS DE SEVILLA

Benedicto XVI y el Año de la Fe

CARTA APOSTÓLICA PORTA FIDEI, BENEDICTO XVI

INTRODUCCIÓN AL CRISTIANISMO

Recursos

INDICE GENERAL

Web Patrocinada por

CARTAS DEL SEÑOR CARDENAL

NUEVO TESTAMENTO DE LA IGLESIA CATÓLICA

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA

EL VATICANO EN YOU TUBE

H2O News

LECTURAS DEL DÍA

MARÍA DE NAZARETH

SANTORAL CATÓLICO

MAGENIFICAT.TV - TELEVISIÓN CATÓLICA EN INTERNET

 

Inicio| Formación Permanente | Cursos de Formación| Formación Litúrgica | Retiros | Instituto de la Juventud| Acción Social | Noticias y Convocatorias | Documentos | Oraciones y Meditaciones | Enlaces | Quienes Somos | Contactar | Donde Estamos | Fundación Persan | Privacidad
Resolución mínima 1024x768 - (c) HH. y CC. - Todos los derechos reservados MERCURIO ESTUDIOS